Recomendaciones para el día después desde el ámbito financiero.

Autor de la publicación: arpa

Tal y como anunciamos la semana pasada, desde ARPA Accounting en colaboración con ARPA Abogados Consultores estamos remitiendo una serie de recomendaciones para ir preparando la salida del estado de alarma, con la información que se tenga al día del envío y que se irán actualizando conforme se publique nueva normativa.
 
Hoy trataremos sobre medidas y decisiones que se pueden tomar en el ámbito financiero de las empresas, teniendo en cuenta que muchas de ellas se están viendo impactadas por reducciones de su volumen de actividad. En este sentido, es sumamente importante intentar cuantificar económicamente que puede suponer esta crisis, y tomar decisiones para intentar atajarla o minimizarla. Así, nuestras recomendaciones principales son: 

  • En primer lugar, es fundamental cuidar de la tesorería, de la liquidez de la empresa. Ello conlleva:
    • Elaborar un exhaustivo flujo de caja donde se plasmen todos los pagos y cobros comprometidos para los próximos meses. En estos momentos comunicarse constantemente con tus clientes y tus proveedores es crítico. Hay que anticiparse a una posible crisis de solvencia. Realizar una previsión permanente y actualizada de tesorería nos permitirá tomar las decisiones adecuadas.
    • Fruto de lo anterior será importante incrementar el stock de liquidez para poder afrontar con un mayor grado de tranquilidad el tránsito al medio plazo.
    • Para ello, deberemos estar muy atentos y pendientes de todas las posibilidades de acopiar tesorería que pone a disposición la normativa:
      • Aplazamientos y moratorias fiscales y de Seguridad Social.
      • Medidas laborales (ERTES, Reducciones de jornada, etc)
      • Reducciones o aplazamientos de gastos (arrendamientos, proveedores)
      • Financiación adicional a través de las ayudas públicas.
      • Otras ayudas públicas y subvenciones.
         
  • Seguramente contaremos con un presupuesto anual. A corto plazo, hay que tratar de estimar el impacto que esta pandemia está provocando en nuestra empresa. Es aconsejable reevaluar todas las hipótesis sobre las que se construyó el presupuesto del ejercicio 2020 para, fruto de esta nueva evaluación, obtener un nuevo presupuesto para el ejercicio en curso.  Presupuesto que habrá que ajustar y actualizar si las circunstancias siguen cambiando de forma importante.
     
  • Es necesario también realizar cierres contables, a ser posible mensuales, para poder controlar adecuadamente la evolución de la cuenta de pérdidas y ganancias y poder tomar decisiones respecto de ingresos y de gastos.
     
  • Cada sector vive una realidad distinta, pero en aquellos sectores que estén sufriendo una crisis de oferta (por ejemplo, las actividades que permanecen cerradas) será importante que las empresas atraviesen este desierto con la mayor caja posible y que congelen sus gastos al máximo posible (ERTEs adecuados, medidas de flexibilización, revisión de todos sus gastos, acuerdos para aplazamientos de pago siempre que sea posible) 
     
  • Es fundamental para el medio plazo realizar un plan de viabilidad sustentado sobre hipótesis realistas /pesimistas que nos permita conocer si la empresa será viable. Para ello será imprescindible anticipar cómo va a evolucionar mi sector. Analizar y anticipar la psicología de nuestros consumidores/clientes.
     
  • Parece incuestionable que el proceso de digitalización se ha acelerado vertiginosamente. Es imparable. Debemos afrontar este proceso de forma urgente. Es prioritario.
     
  • Debemos implementar medidas de flexibilización para ajustar las estructuras. Redimensionar nuestras estructuras de costes y variabilizar nuestros costes al máximo.
     
  • Si nuestra empresa no tiene un problema de viabilidad sino uno puntual de cómo está estructurada nuestra deuda (vencimientos que no podrán ser atendidos, necesidad de nuevos aplazamientos o esperas), debemos anticiparnos y afrontar un proceso de refinanciación de la misma que permita afrontar el medio y largo plazo con tranquilidad. Ajustando los compromisos financieros a nuestra previsión de generación de caja, y dando un mayor grado de certidumbre. Existen otras alternativas como puede ser el capital privado, la búsqueda de socios temporales que pueden ayudarle a solventar temporalmente este problema.
     
  • Por último, y desde un punto de vista estratégico y de modelo de negocio, es tiempo de pensar en las nuevas necesidades de nuestros clientes y en la forma de prestar nuestros servicios. Una reflexión general sobre ello, intentando buscar nuevas fórmulas creativas e innovadoras, se hace imprescindible en estos momentos.

 
Desde el departamento económico de Arpa Abogados Consultores estaremos encantados de colaborar con ustedes en lo que necesiten, ayudándoles en el análisis de su situación actual y proponiéndoles alternativas e instrumentos para poder tomar las mejores decisiones.

Suscríbete a nuestro boletín


He leído y acepto la Política de Privacidad
X